Iniciar sesión

Accesar a tu cuenta

Usuario
Contraseña *
Recordarme

Created jtemplate joomla templates

 

CXXVIII ANIVERSARIO DE LA CORONACIÓN PONTIFICIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA. (I)

 

 

   Según el cronista de los agustinos fray Matías de Escobar por  los años de 1785 un indio pobre de Jacona, llamado Juan, solía ir a la cercana población de Pajacuarán, para ayudar a un compadre suyo en la pesca que de continuo la hacían en la Gran Laguna de Chapala. El indio de Pajacuarán vio en una ocasión andar sobre las aguas “crecida raíz” y sintiendo un interior impulso para que dejase la pesca, puso aquella raíz en su canoa y la llevó a las orillas del lago y la puso a secar pensando que podría servir para atizar el fuego.

   Llegó Juan, para ir a la pesca, y viendo la raíz junto al fuego, reconoció en ella ciertas señales de imagen. Se la pidió al compadre que ignorando el rico tesoro que en aquel madero se ocultaba se la concedió. Al llegar a su casa reconoció que era raíz de un árbol llamado Camichín; y que de este estaba formado con toda perfección un maravilloso bulto de la María Santísima.

   El padre fray Jerónimo Sáenz, prior del Convento de San Agustín de Jacona dio principio con sus feligreses a dar culto a la imagen de la raíz de camichín, con licencia del obispos de Valladolid don Juan de Ortega y Montañez.

   Después de que los misioneros entregaron al clero la parroquia de Jacona, los sacerdotes diocesanos siguieron cuidando del culto a la Virgen de la Raíz. En 1867 el Padre Plancarte con su fervor mariano en el mes de mayo organizó una procesión triunfal de la imagen de Nuestra Señora de la Raíz que salió de la Capilla por las calles del pueblo, entre una multitud de jaconenses, zamoranos y vecinos de otros pueblos que acudieron al llamado del Párroco de Jacona.

Bibliografía: Aureliano Tapia Méndez.  Nuestra Señora de la Esperanza.
Crónica de la –Congregación de las Hijas de María Inmaculada de Guadalupe. Tomo I.

    El Papa nos ha recordado en este mes que ante el sufrimiento personal y de los demás necesitamos la fuerza de la fe, para vivir el amor o caridad cristiana:
“La fe en el Dios bueno se convierte en bondad, la fe en el Cristo crucificado se convierte en fuerza para amar”.


   “Cuando la persona sufre, prueba la enfermedad, nunca está de más un detalle de atención, un gesto de caridad, nunca sobra un cuidado por insignificante que sea, es allí el campo del Evangelio, donde se hace patente la misericordia del Padre y el reinado de Cristo. El Padre José Antonio supo vivir esta dimensión evangélica y nos invita a vivir lo mismo, como Jesús dice al concluir la parábola del Buen Samaritano: “Vete y haz tú lo mismo” (Lc. 10, 37) ahora él a través de sus escritos nos anima a esta misión, acercarnos a nuestro prójimo y expresar nuestro caritativo amor” Dcto. de Inspiración de José Antonio Plancarte y Labastida para la atención de la enfermedad y el sufrimiento humano, pag. 43.


   El Papa concluye este mensaje poniéndonos como modelo de atención a los enfermos a la Santísima Virgen María:
“Para crecer en la ternura, en la caridad respetuosa y delicada, nosotros tenemos un modelo cristiano a quien dirigir con seguridad nuestra mirada. Es la Madre de Jesús y Madre nuestra, atenta a la voz de Dios y a las necesidades y dificultades de sus hijos. Por eso es la Madre de todos los enfermos y de todos los que sufren… permanece al lado de nuestras cruces…”

 

   Para el Padre Antonio Plancarte y Labastida también fue la Santísima Virgen María, la fuente e inspiración en el servicio de caridad ante la enfermedad y el sufrimiento.

   “No se hagan pesados cuantos sacrificios tengamos que hacer a trueque de salvar esas almas confiadas a nuestros cuidados; pues Dios y la Santísima Virgen no los rehusaron” EE. 1896.

 


 

 

El Padre José Antonio Plancarte y la  XXII Jornada Mundial del Enfermo


   Este día la Iglesia celebra la XXII Jornada Mundial del enfermo. El Papa Francisco ha enviado un mensaje para todos los enfermos y los que les prestan asistencia y cuidado, el tema central es Fe y caridad, inspirado en la frase bíblica de San Juan “También nosotros debemos dar la vida por los hermanos”. (1 Jn 3,16).

   A los enfermos el Papa les dice: “La Iglesia reconoce en vosotros una presencia especial de Cristo que sufre”.

   También podemos ver al Padre Antonio Plancarte y Labastida, cuidando a un enfermo hasta su muerte, movido a compasión, sintiendo en sus entrañas la ternura y el amor que lo llevan a acompañarlo y a descubrir en él al mismo Cristo.

   “Fui a cuidar al enfermo. Yo a su cabecera, le asistía de todo a todo, le cambiaba sábanas, ropa, etc., Y eso a cada rato, porque la enfermedad así lo pedía… me pasaba las noches yo solo con el pobre moribundo...”  Voz del Padre p. 45.

 


   El Padre Antonio Plancarte y Labastida pedía a las hermanas la fe y sobre todo un amor caritativo ante el hermano que sufre. “A la niñez y a los enfermos les he mandado madres,…a ello me ha obligado el deber, pues la formación de esas madres ha sido para beneficiar a los menesterosos…” E.E. 1897.

   “A todas y cada una de las demás dígales mil cosas buenas en mi nombre, y redoble SU CARITATIVO AMOR hacía ellas en nombre mío, haciendo mis veces”. Cartas a sus Congregantes 1967.

 

Sábado, 08 Febrero 2014 08:30

Su Ser de Fundador

Escrito por

 

   El Padre Plancarte tuvo un firme y claro propósito: la educación religiosa y moral de la mujer para hacerla útil a la Iglesia, a la Patria y a la familia. En una de sus cartas escribe: “Confío en el Dios de la misericordia que no obstante mi indignidad, México ha de recibir por mi conducto, santos y santas hijas que le regeneren y sean fieles guardianes de la Santa Religión…” Con el fin de hacer permanente esta obra en la Iglesia, movido por la gracia del Espíritu Santo, decidió fundar una Congregación religiosa que respondiera a esta necesidad que él veía con mucha claridad.  


   El celo apostólico que caracterizó al Padre Plancarte de hacer el bien a sus semejantes, fue el motor que le animó a la Fundación de su Obra Predilecta: La Congregación de religiosas Hijas de María Inmaculada de Guadalupe (HMIG), por medio de la cual quiso perpetuar su misión de apóstol, pastor y maestro: “Mil años de vida no me bastarían para cuanto deseo, pero ustedes sí bastarán, pues no morirán, sino que vivirán en sus sucesoras”. Y a sus hijas les motivaba insistentemente a entregarse por la salvación de las almas: “Deseo volver a mi Patria y entregarme en compañía de ustedes a la salvación de las almas y al alivio de los males que oprimen a la humanidad”.

Miércoles, 05 Febrero 2014 16:42

San Felipe de Jesús

Escrito por

 

 

   Hoy la Iglesia mexicana celebra a San Felipe de Jesús.

   ¿Sabemos quién es San Felipe de Jesús?

   Es el primer santo mexicano, su martirio tuvo lugar el 5 de febrero de 1597 en Nagasaki, a la edad de 24 años, cuando se dirigía a México para ser ordenado Sacerdote Franciscano. Felipe de Jesús fue beatificado, juntamente con sus compañeros Mártires de Nagasaki, el 14 de septiembre de 1627, y el 8 de junio de 1862 fue canonizado junto con sus 25 compañeros mártires.  El Siervo de Dios José Antonio Plancarte tuvo la dicha de asistir a la canonización de San Felipe de Jesús, acontecimiento que dejó en su corazón una huella imborrable, a tal grado que en honor de él construye el primer Templo Expiatorio Nacional en la ciudad de México, mismo que fue consagrado el 3 de febrero de 1897 ya que el día 5 se celebraba el 3er. Centenario del martirio de San Felipe de Jesús. Veamos qué nos dice el padre Antonio Plancarte:

 

"A las diez de la noche (del día 5) se expuso el Santísimo y lo velamos toda la noche hasta las cinco de la mañana, rezando el oficio y cantando las lamentaciones el orfeón queretano. Los visitantes ya pasan de medio millón" (carta de 1897). "Queremos levantar un templo al Dios vivo, que sea un lugar señalado de expiación y desagravio, para que nuestro misericordioso Jesús llegue a perdonarnos, a perdonar a nuestra Patria" (Oración a San Felipe de Jesús, 1897).

   San Felipe de Jesús es patrono de la ciudad de México y de su Arzobispado. El Episcopado mexicano lo declaro solemnemente como celestial patrono de la juventud mexicana.

 

 

  136º. Aniversario de la fundación de la Congregación de HMIG.

 

   El día de hoy, domingo 2 de febrero, la Congregación de hijas de María Inmaculada de Guadalupe cumple 136 años de su fundación y levanta los ojos al cielo para dar gracias a Dios por el “SI” de un hombre que, siendo fiel al llamado de Dios, supo olvidarse de sí mismo, se entregó a Dios con fidelidad y alegría; y por su “si”, nació en la Iglesia el Carisma Congregacional de las Hijas de María Inmaculada de Guadalupe.

 

     Sus religiosas conservan como auténtico tesoro espiritual todas sus enseñanzas, camino inequívoco de santidad, fin último de toda vida consagrada. Éstos son algunos textos de su legado espiritual:

“Al querer ser esposas de Jesucristo tienen que pasar por muchísimas humillaciones… tomad la cruz que os envía y seguidle”. “Tú que quieres seguir a Cristo en la salvación de las almas por medio del estado religioso, no has de imitar los ejemplos de humildad que a cada paso de su vida ejercitó?...”

 “…la religiosa que de veras quiere ser como su Esposo, va con gusto, con regocijo, con ansia a los trabajos, a las penas, a las amarguras…”

“Pues una religiosa que lleva en su pecho a su Esposo crucificado, si no vive como Él, de nada le sirve el traerlo pendiente, y para eso lo trae, para que lo estudie, lo medite, viva y muera conforme a Él”.

   A la Congregación de religiosas Hijas de María Inmaculada de Guadalupe, que a lo largo de tantos años han extendido el Carisma Fundacional que les legó su Fundador, ¡MUCHAS FELICIDADES! No se cansen de llevar la Buena Nueva a todos cuantos Dios ponga en sus vidas y fortalezcan su labor evangelizadora con la fuerza de su Testimonio alegre y entusiasta de pertenecerle a Dios.

 

Página 2 de 8

Congregación Hijas de María Inmaculada de Guadalupe, AR. Privada de San Sebastián 80. Col. San Sebastián. Delegación Azcapotzalco. 02040, México, DF.
Tel. / Fax. (55) 55-61-48-40 Lada sin costo: 01-800-821-8812 Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / Aviso de Privacidad