Iniciar sesión

Accesar a tu cuenta

Usuario
Contraseña *
Recordarme

Created jtemplate joomla templates

Hna. L. Margarita Bañuelos Y. HMIG.

Hna. L. Margarita Bañuelos Y. HMIG.

Miércoles, 16 Julio 2014 16:14

125 Aniversario del Instituto Esperanza

 

   El pasado 5 de julio celebramos con profunda gratitud a Dios, el 125 Aniversario de fundación del Instituto Esperanza, colegio Guadalupano Plancartino fundado en 1889 por el Siervo de Dios José Antonio Plancarte y Labastida.

  El Padre Plancarte, con ese celo apostólico que siempre lo caracterizó y puesta toda su confianza en Dios, escribía a la Superiora General el 4 de septiembre de 1886: “Ya pronto empezaremos lo que se va a hacer para el Asilo de Ntra. Sra. de la Soledad. Vaya usted pensando cómo hemos de dejar aquello de Jacona y dígame cuanto le ocurra sobre el particular”; y en su carta del 2 de noviembre de 1887: “El día 24 abrimos los cimientos del ensanche del Asilo de Ntra. Sra. de la Soledad y espero verlo concluido antes de seis meses”.  En medio de sus ocupaciones se resolvió a empezar la obra, y así lo hizo, ampliando su actividad para atender personalmente a los trabajos.   


  En abril de 1889 tuvo que salir para misionar por los Estados del Norte, sin que hubiera tenido el placer de ver terminada la capilla, que todavía tardó no poco tiempo en estar enteramente concluida. Le urgía, sin embargo, la apertura del Asilo, y dejó sus órdenes para que, sin esperársele, se inaugurara el 13 de junio si posible fuera, pero por causas de fuerza mayor se pospuso hasta el 4 de julio, en una advocación de la Sma. Virgen, verdaderamente muy adecuada, pues en este establecimiento se atenderían a niñas huérfanas, en total comenzó con 100 niñas huérfanas. Desde entonces se comenzó a considerar el Asilo de la Soledad, hoy Instituto Esperanza, como el principal establecimiento, y la casa madre de la Congregación de las Hijas de María Inmaculada de Guadalupe.

Martes, 18 Febrero 2014 20:03

Su Ser de Fundador

 

   Tomemos el día de hoy un texto del Tomo I de las Crónicas de las Hijas de María Inmaculada de Guadalupe, y de esta manera adentrémonos un poco en el corazón del Padre Antonio Plancarte como fundador de esta Congregación.

   “El domingo 27 de enero comenzaron los ejercicios espirituales para las postulantes y alumnas. Las fundadoras de la Congregación los hicieron con gran fervor, pues habían sido preparadas por el P. durante un año, con instrucciones frecuentes y continuos actos de vencimiento, de humildad, obediencia y demás virtudes religiosas.”

 

   Si nos detenemos aquí un momento, podemos ver el cuidado que puso en esta fundación, pues como aquí se nos indica: con anticipación fue preparando a las jóvenes que serían las primeras Religiosas de su naciente Congregación.

   Más adelante leemos: “Llegó al fin el tan deseado 2 de febrero en que se fundaría la primera Congregación religiosa mejicana. … A las cuatro y media de la tarde el Sr. Cura expuso al Smo., y rezado el rosario, en hermosa plática pondérales la excelencia de la santificación propia y de las almas, educando las niñas”.

   Desde el inicio de la Congregación, podemos ver claramente el cuidado que el padre Plancarte puso en la formación de sus Religiosas, sobre todo en el encuentro con Dios en la Eucaristía, el amor a la Santísima Virgen, en cuanto al fin principal de la Congregación que es “La gloria de Dios por la Santificación de sus miembros” y el gran celo por las salvación de las almas poniendo mucho cuidado en la educación de las niñas.

Sábado, 08 Febrero 2014 08:30

Su Ser de Fundador

 

   El Padre Plancarte tuvo un firme y claro propósito: la educación religiosa y moral de la mujer para hacerla útil a la Iglesia, a la Patria y a la familia. En una de sus cartas escribe: “Confío en el Dios de la misericordia que no obstante mi indignidad, México ha de recibir por mi conducto, santos y santas hijas que le regeneren y sean fieles guardianes de la Santa Religión…” Con el fin de hacer permanente esta obra en la Iglesia, movido por la gracia del Espíritu Santo, decidió fundar una Congregación religiosa que respondiera a esta necesidad que él veía con mucha claridad.  


   El celo apostólico que caracterizó al Padre Plancarte de hacer el bien a sus semejantes, fue el motor que le animó a la Fundación de su Obra Predilecta: La Congregación de religiosas Hijas de María Inmaculada de Guadalupe (HMIG), por medio de la cual quiso perpetuar su misión de apóstol, pastor y maestro: “Mil años de vida no me bastarían para cuanto deseo, pero ustedes sí bastarán, pues no morirán, sino que vivirán en sus sucesoras”. Y a sus hijas les motivaba insistentemente a entregarse por la salvación de las almas: “Deseo volver a mi Patria y entregarme en compañía de ustedes a la salvación de las almas y al alivio de los males que oprimen a la humanidad”.

Página 1 de 9

Congregación Hijas de María Inmaculada de Guadalupe, AR. Privada de San Sebastián 80. Col. San Sebastián. Delegación Azcapotzalco. 02040, México, DF.
Tel. / Fax. (55) 55-61-48-40 Lada sin costo: 01-800-821-8812 Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / Aviso de Privacidad